La campaña Amig@s de Ecosomnis es una locura. Una de esas ideas que te asaltan yendo en bici a trabajar, con el viento soplándote en la cara, el Montgó mirándote de frente, saludándote, y preguntándote… ¿cómo podríamos transformar Ecosomnis para no tener que cerrar?… por eso, porque nos encantan las locuras y los sueños estamos intentando sacar adelante esta transformación, que si no funciona será una manera bonita de terminar: al menos, intentándolo.

Y es que hoy en día es difícil para un negocio pequeño, de barrio…un negocio donde nunca llegó a haber beneficios desde el punto de vista capitalista, aunque sí lo que para nosotras son beneficios humanos: un espacio donde intercambiar ideas, conocer gente afín, acompañar a otras en su salud, en sus crianzas, en su alimentación, en ese pequeño tejer de la red social que es lo más parecido a la añorada comunidad…

Así que en ese viaje en bicicleta me dije ¿por qué no hacer que Ecosomnis sea de la gente? ¿por qué no eliminar la relación burguesa y capitalista de la tienda con el cliente? ¿por qué no hacer desparecer el margen que le sumamos a los productos y así poder ofrecer los productos a un precio mucho más económico? Si la gente quiere ésto y desea que este espacio siga vivo lo querrá cuidar y mantener… y así nació la semilla de la campaña Amig@s de Ecosomnis

Así lo que cuesta mantener Ecosomnis lo pagaremos entre todos sus usuarios, en cuotas mensuales asequibles (pincha aquí para más info). Esto cubrirá los costes principales de mantener este espacio y este servicio abierto:

  • El alquiler del local (450 euros/mes)
  • Los salarios de las tres trabajadoras de Ecosomnis (8 euros la hora con un total de 40 horas semanales entre las tres)
  • La Seguridad Social de las tres trabajadoras

 

Aunque otros gastos (luz, agua, gestoría, seguro, impuestos…) quedarán pendientes de cubrir con las ventas a la gente externa a la campaña de Amig@s de Ecosomnis, al menos lo básico quedará ya fuera del marco del mercado capitalista. En su lugar, este capital vendrá de las manos de un grupo de personas que apuesta por invertir en mantener este espacio y sus servicios vivos, dejando a Ecosomnis a salvo de la competencia con las grandes superficies internacionales y las cadenas de supermercados que cuentan con unos recursos con los que una pequeña tienda de pueblo jamás puede competir.

A cambio, este grupo de personas tendrá la satisfacción de ser parte de un proyecto diferente, donde se cuida a las personas, tanto a lxs consumidorxs, como a las trabajadoras, como a lxs productorxs. Además podrán disfrutar de todos los productos BIO de Ecosomnis a precio de coste, mejorando así el acceso a este tipo de productos (pincha aqui para ver si con tu gasto mensual en productos bio te compensa ser Amig@)…y con los mismos servicios que una tienda “normal”: horarios, servicio al cliente, diversidad de productos, etc.

Esta es nuestra apuesta y esperamos que sea también la tuya. Tenemos de tiempo hasta el 15 de Febrero para crear este sueño juntxs. Si no, como digo, soltaremos, dejaremos ir, y tendremos que cerrar…ya que en este sistema, es cierto que el pez gordo se come al pez chiquito. ¿le damos la vuelta?

Todo muro tiene puerta: ¿te vienes a buscarla?